Martín Fierro

 

 

 
 

 

 

 
 

 

 
 

 

 

 

Capítulo III - Sirviendo en la frontera

 

61
Yo llevé un moro de número
¡sobresaliente el matucho!
Con él gané en ayacucho
más plata que agua bendita:
siempre el gaucho necesita
un pingo pa fiarle un pucho.

62
Y cargué sin dar mas güeltas
con las prendas que tenía:
jergas, ponchos, todo cuanto había
en casa, tuito lo alcé:
a mi china la dejé
medio desnuda ese día.

63
No me falta una guasca,
esa ocasión eché el resto,
bozal, maniador, cabresto,
lazo, bolas y manea...
¡el que hoy tan pobre me vea
tal vez no creerá todo esto!.

64
Ansí en mi moro, escarciando,
enderecé a la frontera.
¡Aparcero si usté viera
lo que se llama cantón!...
Ni envidia tengo al ratón
en aquella ratonera.

65
De los pobres que allí había
a ninguno lo largaron,
los más viejos rezongaron,
pero a uno que se quejó
en seguida lo estaquiaron,
y la cosa se acabó.

66
En la lista de la tarde
el jefe nos cantó el punto
diciendo: quinientos juntos
llevará el que se resierte;
lo haremos pitar del juerte,
mas bien dese por dijunto.

67
A naides le dieron armas,
pues toditas las que había
el coronel las tenía,
sigún dijo esa ocasión,
pa repartirlas el día
en que hubiera una invasión.

68
Al principio nos dejaron
de haraganes criando sebo,
pero después... no me atrevo
a decir lo que pasaba...
¡barajo!... Si nos trataban
como se trata a malevos.

69
Porque todo era jugarle
por los lomos con la espada,
y aunque usté no hiciera nada,
lo mesmito que en palermo,
le daban cada cepiada
que lo dejaban enfermo.

70
¡Y qué indios, ni qué servicio;
si allí no había ni cuartel!
Nos mandaba el coronel
a trabajar en sus chacras,
y dejábamos las vacas
que las llevara el infiel.

 

 

 

 

 

Martín Fierro

 

Capítulos

 I Cantor y Gaucho.

 II Ayer y Hoy.

 III Sirviendo en la frontera.

 IV El pulpero. A buena cuenta.

 V Gringos en la frontera. La estaquiada.

 VI Desertor. Las ruinas del rancho.

 VII Pelea con el moreno.

 VIII El ser gaucho es un delito.

 IX Matreriando. La lucha con la partida.

 X Por culpa de una mujer.

 XI A bailar un pericón.

 XII Ansí estuve en la partida.

 XIII A los indios me refalo.

 

Estrofas y versos

 1-10,

 11-20,

 21-30,

 31-40,

 41-50,

 51-60,

 61-70,

 71-80,

 81-90,

 91-100,

 101-110,

 111-120,

 121-130,

 131-140,

 141-150,

 151-160,

 161-170,

 171-180,

 181-190,

 191-200,

 201-210,

 211-220,

 221-230,

 231-240,

 241-250,

 251-260,

 261-270,

 271-280,

 281-290,

 291-300,

 301-310,

 311-320,

 321-330,

 331-340,

 341-350,

 351-360,

 361-370,

 371-380,

 381-390,

 391-395.

 

 

 
 

MartinFierro.Org

 

 

 

web stats

View My Stats