Martín Fierro

 

 

 
 

 

 

 
 

 

 
 

 

 

 

Capítulo VIII - El ser gaucho es un delito.

 

231
Es como el patrio de posta;
lo larga éste, aquél lo toma,
nunca se acaba la broma;
dende chico se parece
al arbolito que crece
desamparao en la loma.

232
Le echan la agua del bautismo
aquél que nació en la selva;
busca madre que te envuelva,
le dice el fraire y lo larga.
Y dentra a cruzar el mundo
como burro con la carga.

233
Y se cría viviendo al viento
como oveja sin trasquila;
mientras su padre en las filas
anda sirviendo al gobierno,
aunque tirite en invierno,
naides lo ampara ni asila.

234
Le llaman gaucho mamao
si lo pillan divertido,
y que es mal entretenido
si en un baile lo sorprienden;
hace mal si se defiende
y si no, se ve- fundido.

235
No tiene hijos ni mujer,
ni amigos ni protetores,
pues todos son sus señores
sin que ninguno lo ampare:
tiene la suerte del güey,
y ¿donde irá el güey que no are?

236
Su casa es el pajonal,
su guarida es el desierto;
y si de hambre medio muerto
le echa el lazo a algún mamón,
lo persiguen como a plaito,
porque es un gaucho ladrón.

237
Y si de un golpe por ahi
lo dan güelta panza arriba,
no hay un alma compasiva
que le rece una oración;
tal vez como cimarrón
en una cueva lo tiran.

238
Él nada gana en la paz
y es el primero en la guerra;
no le perdonan si yerra,
que no saben perdonar,
porque el gaucho en esta tierra
sólo sirve pa votar.

239
Para el son los calabozos,
para el las duras prisiones,
en su boca no hay razones
aunque la razón le sobre;
que son campanas de palo
las razones de los pobres.

240
Si uno aguanta, es gaucho bruto;
si no aguanta es gaucho malo.
¡Dele azote, dele palo,
porque es lo que él necesita!

De todo el que nació gaucho
ésta es la suerte maldita. 

 

 

 

 

Martín Fierro

 

Capítulos

 I Cantor y Gaucho.

 II Ayer y Hoy.

 III Sirviendo en la frontera.

 IV El pulpero. A buena cuenta.

 V Gringos en la frontera. La estaquiada.

 VI Desertor. Las ruinas del rancho.

 VII Pelea con el moreno.

 VIII El ser gaucho es un delito.

 IX Matreriando. La lucha con la partida.

 X Por culpa de una mujer.

 XI A bailar un pericón.

 XII Ansí estuve en la partida.

 XIII A los indios me refalo.

 

Estrofas y versos

 1-10,

 11-20,

 21-30,

 31-40,

 41-50,

 51-60,

 61-70,

 71-80,

 81-90,

 91-100,

 101-110,

 111-120,

 121-130,

 131-140,

 141-150,

 151-160,

 161-170,

 171-180,

 181-190,

 191-200,

 201-210,

 211-220,

 221-230,

 231-240,

 241-250,

 251-260,

 261-270,

 271-280,

 281-290,

 291-300,

 301-310,

 311-320,

 321-330,

 331-340,

 341-350,

 351-360,

 361-370,

 371-380,

 381-390,

 391-395.

 

 

 

 
 

MartinFierro.Org

 

 

 

web stats

View My Stats