Martín Fierro

 

 

 
 

 

 

 
 

 

 
 

 

 

 

Capítulo VI - Desertor. Las ruinas del rancho.

 

171
Sólo se oíban los aullidos
de un gato que se salvó;
el pobre se guareció
cerca, en una vizcachera:
venía como si supiera
que estaba de güelta yo.

172
Al dirme dejé la hacienda
que era todito mi haber;
pronto debíamos volver,
sigún el juez prometía,
y hasta entonces cuidaría
de los bienes, la mujer.

173
Después me contó un vecino
que el campo se lo pidieron;
la hacienda se la vendieron
pa pagar arrendamientos,
y qué sé yo cuantos cuentos;
pero todo lo fundieron,

174
los pobrecitos muchachos,
entre tantas afliciones,
se conchabaron de piones;
¡mas qué iban a trabajar,
si eran como los pichones
sin acabar de emplumar!

175
Por ahi andarán sufriendo
de nuestra suerte el rigor:
me han contao que el mayor
nunca dejaba a su hermano;
puede ser que algún cristiano
los recoja por favor.

176
¡Y la pobre mi mujer,
Dios sabe cuánto sufrió!
Me dicen que se voló
con no sé qué gavilán:
sin duda a buscar el pan
que no podía darle yo.

177
No es raro que a uno le falte
lo que a algún otro le sobre
si no le quedó ni un cobre
sino de hijos un enjambre.
Que más iba a hacer la pobre
para no morirse de hambre?

178
¡Tal vez no te vuelva a ver,
prienda de mi corazón!
Dios te dé su proteción
ya que no me la dio a mí,
y a mis hijos dende aquí
les echo mi bendición.

179
Como hijitos de la cuna
andarán por ahi sin madre;
ya se quedaron sin padre,
y ansí la suerte los deja
sin naides que los proteja
y sin perro que les ladre.

180
Los pobrecitos tal vez
no tengan ande abrigarse,
ni ramada ande ganarse,
ni rincón ande meterse,
ni camisa que ponerse,
ni poncho con que taparse.

 

 

 

 

 

Martín Fierro

 

Capítulos

 I Cantor y Gaucho.

 II Ayer y Hoy.

 III Sirviendo en la frontera.

 IV El pulpero. A buena cuenta.

 V Gringos en la frontera. La estaquiada.

 VI Desertor. Las ruinas del rancho.

 VII Pelea con el moreno.

 VIII El ser gaucho es un delito.

 IX Matreriando. La lucha con la partida.

 X Por culpa de una mujer.

 XI A bailar un pericón.

 XII Ansí estuve en la partida.

 XIII A los indios me refalo.

 

Estrofas y versos

 1-10,

 11-20,

 21-30,

 31-40,

 41-50,

 51-60,

 61-70,

 71-80,

 81-90,

 91-100,

 101-110,

 111-120,

 121-130,

 131-140,

 141-150,

 151-160,

 161-170,

 171-180,

 181-190,

 191-200,

 201-210,

 211-220,

 221-230,

 231-240,

 241-250,

 251-260,

 261-270,

 271-280,

 281-290,

 291-300,

 301-310,

 311-320,

 321-330,

 331-340,

 341-350,

 351-360,

 361-370,

 371-380,

 381-390,

 391-395.

 

 

 

 
 

MartinFierro.Org

 

 

 

web stats

View My Stats