Martín Fierro

 

 

 
 

 

 

 
 

 

 
 

 

 

 

Capítulo VI - Desertor. Las ruinas del rancho.

 

161
Pero esas trampas no enriedan
a los zorros de mi laya;
que esa ganza venga o vaya,
poco le importa a un matrero.
Yo también dejé las rayas-
en los libros del pulpero.

162
Nunca juí gaucho dormido;
siempre pronto, siempre listo,
yo soy un hombre, ¡qué cristo!,
Que nada me ha acobardao,
y siempre salí parao
en los trances que me he visto.

163
Dende chiquito gané
la vida con mi trabajo,
y aunque siempre estuve abajo
y no sé lo que es subir
también el mucho sufrir
suele cansarnos, ¡barajo!

164
En medio de mi inorancia
conozco que nada valgo:
soy la liebre o soy el galgo
asigún los tiempos andan;
pero también los que mandan
debieran cuidarnos algo.

165
Una noche que riunidos
estaban en la carpeta
empinando una limeta
el jefe y el juez de paz,
yo no quise aguardar más,
y me hice humo en un sotreta.

166
Me parece el campo orégano
dende que libre me veo;
donde me lleva el deseo
allí mis pasos dirijo,
y hasta en las sombras de fijo
que donde quiera rumbeo.

167
Entro y salgo del peligro
sin que me espante el estrago,
no aflojo al primer amago
ni jamás fi gaucho lerdo:
soy pa rumbiar como el cerdo,
y pronto caí a mi pago.

168
Volvía al cabo de tres años
de tanto sufrir al ñudo
resertor, pobre y desnudo,
a procurar suerte nueva;
y lo mesmo que el peludo
enderecé pa mi cueva.

169
No hallé ni rastro del rancho:
¡sólo estaba la tapera!
¡Por cristo si aquello era
pa enlutar el corazón!
¡Yo juré en esa ocasión
ser mas malo que una fiera!

170
¡Quién no sentirá lo mesmo
cuando ansí padece tanto!
Puedo asigurar que el llanto
como una mujer largué:
¡ay, mi Dios: si me quedé
más triste que jueves santo!

 

 

 

 

 

Martín Fierro

 

Capítulos

 I Cantor y Gaucho.

 II Ayer y Hoy.

 III Sirviendo en la frontera.

 IV El pulpero. A buena cuenta.

 V Gringos en la frontera. La estaquiada.

 VI Desertor. Las ruinas del rancho.

 VII Pelea con el moreno.

 VIII El ser gaucho es un delito.

 IX Matreriando. La lucha con la partida.

 X Por culpa de una mujer.

 XI A bailar un pericón.

 XII Ansí estuve en la partida.

 XIII A los indios me refalo.

 

Estrofas y versos

 1-10,

 11-20,

 21-30,

 31-40,

 41-50,

 51-60,

 61-70,

 71-80,

 81-90,

 91-100,

 101-110,

 111-120,

 121-130,

 131-140,

 141-150,

 151-160,

 161-170,

 171-180,

 181-190,

 191-200,

 201-210,

 211-220,

 221-230,

 231-240,

 241-250,

 251-260,

 261-270,

 271-280,

 281-290,

 291-300,

 301-310,

 311-320,

 321-330,

 331-340,

 341-350,

 351-360,

 361-370,

 371-380,

 381-390,

 391-395.

 

 

 

 
 

MartinFierro.Org

 

 

 

web stats

View My Stats