Martín Fierro

 

 

 
 

 

 

 
 

 

 
 

 

 

 

Capítulo IV - El pulpero. A buena cuenta.

 

131
Y todo era alborotar
al ñudo, y hacer papel;
conocí que era pastel
pa engordar con mi guayaca;
mas si voy al coronel
me hacen bramar en la estaca.

132
¡Ah, hijos de una...! ¡La codicia
ojalá les ruempa el saco!
Ni un pedazo de tabaco
le dan al pobre soldao,
y lo tienen, de delgao,
más ligero que un guanaco.

133
Pero qué iba a hacerles yo,
charabón en el desierto;
más bien me daba por muerto
pa no verme más fundido:
y me les hacía el dormido
aunque soy medio despierto.


Capítulo V - Gringos en la frontera. La estaquiada.



134
Yo andaba desesperao,
aguardando una ocasión
que los indios un malón
nos dieran, y entre el estrago
hacérmeles cimarrón
y volverme pa mi pago.

135
Aquello no era servicio
ni defender la frontera;
aquello era ratonera
en que sólo gana el juerte:
era jugar a la suerte
con una taba culera.

136
Allí tuito va al revés;
los milicos son los piones,
y andan en las poblaciones
emprestaos pa trabajar;
los rejuntan pa peliar
cuando entran indios ladrones.

137
Yo he visto en esa milonga
muchos jefes con estancia,
y piones en abundancia,
y majadas y rodeos;
he visto negocios feos
a pesar de mi inorancia.

138
Y colijo que no quieren
la barunda componer;
para eso no ha de tener,
el jefe que esté de estable,
más que su poncho y su sable,
su caballo y su deber.

139
Ansina, pues, conociendo
que aquel mal no tiene cura,
que tal vez mi sepoltura
si me quedo iba a encontrar,
pensé mandarme mudar
como cosa más sigura.

140
Y pa mejor, una noche
¡qué estaquiada me pegaron!
Casi me descoyuntaron
por motivo de una gresca:
¡ahijuna, si me estiraron
lo mesmo que guasca fresca!

 

 

 

 

 

Martín Fierro

 

Capítulos

 I Cantor y Gaucho.

 II Ayer y Hoy.

 III Sirviendo en la frontera.

 IV El pulpero. A buena cuenta.

 V Gringos en la frontera. La estaquiada.

 VI Desertor. Las ruinas del rancho.

 VII Pelea con el moreno.

 VIII El ser gaucho es un delito.

 IX Matreriando. La lucha con la partida.

 X Por culpa de una mujer.

 XI A bailar un pericón.

 XII Ansí estuve en la partida.

 XIII A los indios me refalo.

 

Estrofas y versos

 1-10,

 11-20,

 21-30,

 31-40,

 41-50,

 51-60,

 61-70,

 71-80,

 81-90,

 91-100,

 101-110,

 111-120,

 121-130,

 131-140,

 141-150,

 151-160,

 161-170,

 171-180,

 181-190,

 191-200,

 201-210,

 211-220,

 221-230,

 231-240,

 241-250,

 251-260,

 261-270,

 271-280,

 281-290,

 291-300,

 301-310,

 311-320,

 321-330,

 331-340,

 341-350,

 351-360,

 361-370,

 371-380,

 381-390,

 391-395.

 

 

 

 
 

MartinFierro.Org

 

 

 

web stats

View My Stats